Revues et caricatures au Pérou à la Belle Epoque

On se reportera à la version française sur la presse satirique au Pérou paru dans Figures, genres et stratégies de l’humour en Espagne et en Amérique latine (PUB, 2007), avec les contributions de Cecilia Moreano sur Felipe Pardo y Aliaga, de Ricardo Silva Santisteban sur Abraham Valdelomar et ses “contes chinois” et Isabelle Tauzin sur les revues La Caricatura, Monos y monadas, Fray K.Bezon … 

Extrait de l’article en espagnol sur la presse satirique péruvienne:

El contexto en que se inscribe el dibujo político resulta adverso. La libertad de prensa siempre está amenazada. Cambian los emblemas que acompañan a Fray K. Bezón: un ala, símbolo de libertad, reemplaza a la flecha para guiar al lector hacia la luz que se hunde en el océano y la noche. Las amenazas que pesan en la prensa se evocan en varios números de Fray K. Bezón y Fray Simplón. Esta última aparece en 1909 y tiene como blanco al ministro de Gobierno, representado ya como nuevo Atila (Fray Simplón, 10 set. 1909), ya como Papá Noel (Fray Simplón, 25 dic. 1909), ya como Nero (Fray Simplón, 29 ene. 1910). La imagen firmada por Chambon es un buen ejemplo de este enfoque. Diminuto, cabezón y con armadura anda a caballo y lleva un gran sable; tanto el corte de pelo como el bigote y la perilla recuerdan los tópicos sobre el jefe de los hunos. La cabalgadura como hipnotizada, con la palabra “gobierno” en la frente y enclenque como Rocinante, resulta tan ridícula como el jinete de mirada inexpresiva. El animal despedaza con toda tranquilidad letreros en los que se lee “Partido demócrata”, “Constitución”, “Partido liberal”, “Garantías”, “La Prensa” y “Prisiones”.
El mensaje ya explícito está reforzado por el título “Moderno Atila” y la leyenda en el marco inferior “Villanueva: –Donde mi caballo pone la planta, no crece la oposición” (2° sem. Setiembre 1909). El lector espectador se siente incómodo ante esa imagen como ante muchas otras demasiado directas de Fray Simplón. El exceso de signos reemplaza ahora la alusión y la representación se ha convertido en instrumento de propaganda. La meta ya no es “ridiculizar al adversario sino acabar con el enemigo” (Baridon y Guédron 2006: 229).

El destino de la caricatura y de los periódicos satíricos tropieza con la censura reforzada por ley en 1909 en el primer gobierno de Leguia. Fray K. Bezón desaparece en 1910 al comprometerse cada vez más en el debate político y distanciarse de su enfoque irónico, publicitando con fotos al candidato a la presidencia, Guillermo Billinghurst, y a los congresistas del mismo bando.

Article complet en espagnol ici.


Laisser un commentaire

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.